Economía Circular

"Tenemos que inspirarnos en la naturaleza en donde no existe el concepto de desperdicio." - Adriana Zacarías, Coordinadora Regional de Eficiencia de Recursos para América Latina y el Caribe de ONU Medio Ambiente

El presente modelo económico de "extraer, producir, desperdiciar" está llegando ya al límite de su capacidad física. La economía circular podría reducir hasta un 99% los desechos de algunos sectores industriales y un 99% de sus emisiones de gases de efecto invernadero, ayudando así a proteger el medio ambiente y combatir el cambio climático. Pero ¿qué es la economía circular?

La economía circular es una alternativa atractiva que busca redefinir qué es el crecimiento, con énfasis en los beneficios para toda la sociedad.

Esto implica disociar la actividad económica del consumo de recursos finitos y eliminar los residuos del sistema desde el diseño. Respaldada por una transición a fuentes renovables de energía, el modelo circular crea capital económico, natural y social y se basa en tres principios:

  • Eliminar residuos y contaminación desde el diseño

  • Mantener productos y materiales en uso

  • Regenerar sistemas naturales

Una economía circular busca reconstruir el capital financiero, manufacturado, humano, social o natural. Esto garantiza flujos mejorados de bienes y servicios. Se trata de un flujo continuo de materiales técnicos y biológicos mediante el 'círculo de valor'.

El concepto de economía circular tiene unos orígenes profundamente arraigados y no se remonta a una única fecha o un único autor.

Cómo lograr la transición a la economía circular. - ONU Medio Ambiente

Existen cuatro pilares fundamentales para una economía circular:


1. Diseño de economía circular

Empresas necesitan desarrollar competencias de diseño circular para facilitar el reúso, el reciclaje y el aprovechamiento de productos en múltiples ciclos. Selección de materiales, facilidades de reparación, componentes estandarizados, diseño durable, etc.


2. Nuevos modelos de negocio

La transición hacia una economía circular requiere modelos de negocio innovadores que sustituyan los existentes o ayuden a encontrar nuevas oportunidades e inclusive inspirar a otras organizaciones.


3. Ciclos reversos

Habilidades adicionales serán necesarias para el aprovechamiento del producto o servicio en varios ciclos y el retorno final de los materiales al ecosistema o al sistema de producción. Esto involucra cadena logística de entrega, almacenamiento, generación de energía, etc.


4. Condiciones facilitadoras y sistémicas favorables

Para que la reutilización de materiales y una productividad mayor de recursos se conviertan en algo común, se requieren acciones y políticas públicas que fomenten estas acciones, estableciendo reglas ambientales adecuadas.

Necesitamos generar resiliencia a largo plazo, generar oportunidades económicas y de negocios para proporcionar beneficios ambientales y sociales.

Lo importante no son solo los residuos, en realidad lo que necesitamos reducir es el uso y la extracción de los recursos naturales y esto conlleva la reducción de residuos. Por alarmante que suene, si continuamos con los patrones actuales de consumo y producción y en base al aumento de la población vamos a necesitar tres veces más recursos naturales que los que necesitábamos en el 2015. Esto es simplemente algo imposible. No tenemos más de un planeta.

Alfaro & Cosío Consultores